Blog de Página Web Leon

Hábitos extraños de la edad media

En la civilización occidental, de la cual se ubicaba entre los siglos V y XV se le conocía comúnmente como la Edad Media. Y de la cual, queremos hablarles en este artículo sobre algunos hábitos extraños y algunos otros nada higiénicos, de los cuales han ido causando polémica y especulación ya que para algunos, estos eran solo mitos y para otros, se trataba de una realidad que caracterizaba a dicha época.

 

En aquellos tiempos, el alcantarillado no era muy común, sin embargo, se las arreglaban de alguna forma para deshacerse de todos los deshechos. Uno de ellos es que, se dice que la famosa frase de: ¡Agua Va!, surge de la falta de drenaje, provocando que las personas arrojaran los residuos a la calle y así evitar que a alguien le callera el producto. Por supuesto, esto se daba en algunas zonas.

Bañarse no era muy común, y por tal motivo, para los nobles era más sencillo ya que disponían de sirvientes y lugares específicos para poder calentar el agua, no obstante, no se puede decir que era un hábito, ya que la mayoría se bañaba una vez al mes, otros inclusive una vez al año.

Las flores, estaban asociadas al punto anterior, ya que, para disimular el mal olor a causa de la falta de un buen baño, portar flores o aromas referentes, era más eficiente, el más común era el aroma a lavanda. Ahora sabemos que no solo era para lucir la persona más bella.

Durante las guerra, la complicación de apoderarse de una ciudadela muy abarrotada significaba un gran esfuerzo para los invasores, por lo tanto, comúnmente se catapultaban cadáveres con la finalidad de que el hedor y la putrefacción generara pestes y enfermedades y así dañar severamente a la ciudad.

Era común que los nobles usaran pelucas, pero no siempre eran limpias, sino que servían, además, para evitar los piojos a causa de la mala higiene.

No existía un hábito de lavarse las manos, por lo tanto, al no utilizar cubiertos al momento de comer, era común que se enfermaran.

En algunos lugares, los suelos eran de paja, esto también atraía los malos olores, sobre todo cuando existía una exposición a los exteriores, ya que algunos animales podrían defecar en cualquier lugar, esto, uniéndolo a la famosa “agua va”, en verdad se volvía un escenario totalmente grotesco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario