Blog de Página Web Leon

Las supersticiones (qué son y las más comunes)

Las supersticiones son creencias que carecen de fundamento lógico, en la que se atribuye buena o mala suerte consecuencia de ciertos sucesos. Estas, en las tradiciones y creencias populares de la mayoría de los países (aunque en algunos puedes variar), la mayoría están relacionadas con temores basados en ideologías religiosas o bien, con aspectos personales de los cuales fueron asociados al poseer ciertas características semejantes unas con otras. Pensando que si una persona tuvo una mala experiencia, era en realidad el resultado de haber realizado alguna acción que debería evitar repetir, pero que dichas acciones pueden traer buena o mala suerte al efectuarlas. Entonces, aquí les mostramos las supersticiones más comunes.

Romper un espejo: Anteriormente, se creía que, al reflejarnos en un espejo, en realidad estábamos reflejando a nuestra propia alma. Entonces al romperse este, generaría años de mala suerte. Ya que afectaría a nuestra esencia más pura.
Encontrar un trébol de cuatro hojas: Aunque es muy complicado que suceda, se dice que quien encuentre un trébol de este tipo, será un símbolo de suerte y prosperidad en su vida.
Cargar un dólar en la billetera: Por el contenido mágico que algunos atribuyen a los símbolos que aparecen en el billete, las personas sugieren que al portar un dólar en la billetera, generará energía positiva que produzca el aumento del ingreso en ella. Lo consideran de buena suerte.
El número 13: En realidad tiene un origen asociado a lo mágico. Se considera un número de muy mala suerte. Entre los fundamentos que algunos dan son: en los apóstoles, Judas se consideraría como el apóstol número 13, que vendió a Jesús a cambio de 30 monedas de plata. Esto generaría la crucifixión y sufrimiento del hijo de Dios. Otra creencia es que el número 12 se considera como un número perfecto, por lo tanto el 13 marcaría la revelación errónea del número que le sucede. Por esto que los meses y horas se dividan en 12. Inclusive muchos hoteles evitan poner la habitación número 13, para evitar caer en este tipo de superstición, sin embargo, son parte de ella.
Poner la escoba en la puerta cuando deseamos que alguna persona indeseable se retire: Esta creencia es muy popular al menos en México. Ya que muchas señoras desde hace algunas décadas, acostumbraban poner la escoba del lado de la puerta principal, cuando llegaban visitas indeseables, esto generaría que esas personas se retiraran, haciendo más corta su estancia.
El gato negro:La creencia dice que: si un gato negro se cruza frente a ti, tendrás años de mala suerte. Un argumento que nos habla de su origen surge desde el siglo XIV, cuando pensaban que la peste era causada por ellos (después de matar cientos, descubrieron que era causada por roedores). Tiempo después, se le siguió atribuyendo a los gatos negros como portadores de energía negativa, asociándolos a la brujería. Entonces existía la mala suerte, pero para los gatos que eran acusados de causar mal y terminaban muertos a consecuencia de esta creencia. En tiempo de los egipcios se les consideraba como sagrados y como los únicos seres que podían ver el mundo espiritual y físico.
Si barres de noche, la madre morirá: Esta es una creencia que surge en haití. Aunque evidentemente no hablamos de que sea verdad. Sino que se dice que quien se pone a barrer de noche, puede generar que su madre enferme y muera.
El cuadro roto: La creencia sugiere que si uno de los cuadros que tengamos colgados en nuestro hogar, repentinamente cae y se quebra, la persona enfermará o tendrá mala suerte.
Tocar madera: Cuando un evento malo sucede, las personas suelen decir “toco madera”, esto lo hacen con el fin de que no suceda aquello malo a lo que le temen. La creencia surge de que Jesús murió en la cruz hecha de maderos. Por lo tanto, asociarlo a lo sagrado, promueve la buena suerte y alejar al mal.
La mariposa nocturna: 
Si una mariposa nocturna entra a tu habitación o se para en alguna parte de tu cuerpo significa que morirás. Esta creencia es popular en México y en algunos otros países sudamericanos. Aunque es una mera creencia popular.
La pata de conejo: Traer una pata izquierda trasera de un conejo da buena suerte. Esta creencia surge de una idea de que los huesos del conejo ayudaban a curar algunas enfermedades.
Colgar una herradura en la puerta: Poniendo a la derecha en horizontal hablaban de que estaba relacionado a la creencia de Cristo, pero a la vez se decía que alejaba a los espíritus ya que los caballos son capaces de ver lo que no es perceptible para el ser humano, también representaba fuerza y voluntad.
Campanadas de la iglesia: Se dice que en las iglesias cuando se tocan las campanas durante un festejo son para generar buena suerte y alejar a los malos espíritus, ya que las campanas generan una vibración que los espantan. Esta creencia surge en Inglaterra.
Derramar la sal: Derramar la sal generará mala suerte, pero desde la antigüedad, la sal se consideraba sagrada tanto por sus fines religiosos purificadores, como por su complicado medio para extraerla, por lo tanto, la sal prácticamente era muy valiosa, y el hecho de derramarla, era equivalente a tirar un metal precioso.

Estas supersticiones solo son algunas de las más famosas que hay. También cabe señalar que las supersticiones nacen del deseo de creer. Esto genera la fuerza suficiente para que algunas veces se de el resultado. Y con esto no signifique que sea real, sino que el deseo de que sea así produce una respuesta. Pero en muchas personas solo genera una obsesión y temores innecesarios, porque al creer que algo les dará buena o mala suerte, provoca que se anclen a ciertas ideologías que simplemente no tendrán razón de ser.

 

Dejar un comentario